Estás aquí
Inicio > Deportes > ¿Decepción para el fútbol español y alegría para el alemán?

¿Decepción para el fútbol español y alegría para el alemán?

Arturo Déleon
Ya han pasado las semifinales de la UCL. Los equipos alemanes Borussia Dortmund y Bayern Münich están instalados en la final que será totalmente germana por primera ocasión.

Ambos equipos han dado muestras de su poderío, buen hacer y sobre todo, de una concentración excelsa que les ha permitido superar todos los escollos que han enfrentado. Ambos han hecho los méritos suficientes para estar en Wembley.

Habrá que ver esta final. Se enfrentarán en la Bundesliga durante el fin de semana pero creo que a partir de ese resultado no se puede hacer un pronóstico fiable. En lo personal siento más fuerte al Bayern Münich por su trayectoria actual en la que está por encima y por mucho en la liga alemana; pero todo puede pasar con este Borussia Dortmund al que nunca se le puede dar por muerto.

Como dije en un comentario anterior, era muy difícil remontarles con los resultados que obtuvieron en casa. El Real Madrid casi lo consigue pero no lo hizo. El Barcelona tiró la toalla después del primer gol teutón en el Nou Camp. En los partidos de vuelta los marcadores fueron: Real Madrid 2-0 Borussia Dortmund y Barcelona 0-3 Bayern Münich.

Decíamos que el Real Madrid lo intentó. Varios amigos merengues dijeron que les habían faltado 10 minutos más para conseguirlo, pero la triste realidad es que pasaron demasiado tiempo empatados en cero. El cuadro español jugó bien los primeros 5 y los últimos 15 minutos -considerando los más de 5 minutos que otorgó el colegiado- y así, aunque se quiera, es casi imposible remontar. Un buen esfuerzo pero el Dortmund fue claramente superior en los 180 minutos de partido y su pase a la final es muy merecido. Si el Real Madrid no gana la final de Copa al Atlético de Madrid, seguramente se irá en blanco esta temporada haciendo la peor temporada en la época de José Mourinho a quien contrataron para ganar la décima y que ha fracasado estrepitosamente en todos los aspectos con uno de los mayores presupuestos y poderes que ha otorgado el club blanco.

Por otra parte el Barcelona se encontró con una máquina muy bien engrasada, una aplanadora que los hizo verse mal. Muy mal. En ambos partidos estuvo siempre arriba la propuesta del Bayern Münich que nunca se vio agobiado por su rival. El hecho de que no jugara Lionel Messi y que cambiaran en la segunda parte en el Nou Camp a Xavi Hernández y Andrés Iniesta fue muy significativo. Quizá al ver que no podían con el equipo germano y al saberse perdedores de esta semifinal, optó el técnico por usarlos en la liga española, que aunque no está ganada aún, hay muchas posibilidades de conseguirla; están a solo cuatro puntos de obtenerla.

Habrá que hacer cambios en este equipo si quiere otra vez ser el mejor del mundo, posición que ha perdido a manos -o mejor diría pies- de los alemanes. Es posible que Heynckes consiga el triplete este año con el Bayern Münich. La liga ya está conseguida y estará en las finales de Copa y de la UCL. Es su segunda final de Champions consecutiva ya que el año pasado eliminó en semifinales al Real Madrid lo que lo hace, por el momento, el mejor club de Europa.

Lo que es un hecho es que el Borussia Dortmund y el Bayern Münich están en la gran final y elReal Madrid y el Barcelona la verán por la televisión un año más. Recordemos que ambos fueron eliminados, también en semifinales, el año pasado.

Nada como la victoria y pocas cosas tan tristes como la derrota. La alegría contra la impotencia. Pero siempre en estos torneos hay sólo un ganador. Los demás se contentarán con haber participado y a prepararse para el próximo curso.

Deja un comentario

Top