Estás aquí
Inicio > Cine > Escándalo americano (Cine)

Escándalo americano (Cine)

¡Agárrate Cuarón, que ahí viene Russell!

Estafas, locura y engaño, es lo que presenta David O. Russell y su Escándalo americano.

Leonardo González / GM5

@leoreydelflow

Con actuaciones extraordinarias de Christian Bale, Bradley Cooper, Amy Adams y Jennifer Lawrence, el aclamado director y guionista repite la fórmula, así como a su elenco, con los mismos resultados. Al igual que con sus historias anteriores, esta producción consiguió estar entre las preferidas de la Academia.

A pesar  que, en ocasiones, las nominaciones de los Óscares son engañosas, esta no es la ocasión. Resulta evidente por qué los cuatro personajes principales están nominados en su categoría, al igual que su director y la historia. Es decir, Escándalo americano está considerada entre las mejores, en todas las categorías importantes, sin excepción.

Con un vestuario excelente, música del aclamado Danny Elfman y una fotografía digna de la estatuilla (aunque Gravedad se perfila como favorita para la categoría), la película es una propuesta magnífica para la audiencia.

La historia, centrada en Jersey a fines de los años 70’, constituye la tercera parte de la “trilogía de la gente” de Russell y, siguiendo una línea similar a El peleador (2010) y Los juegos del destino (2012); describe las ambiciones, los temores y las vicisitudes que una persona atraviesa, ya sea por saciar la ambición o por mera supervivencia.

Invirtiendo los papeles anteriores, Bradley Cooper es ahora el malo y Christian Bale el bueno, aunque la historia hace a ambos personajes entrañables. Asimismo sucede con las chicas, pues aunque Amy Adams es la amante y Lawrence la esposa del protagonista, la afinidad es mayor hacia Adams, gracias a las actuaciones.

Una historia compleja, aunque fácil de seguir; cómica, tensa, memorable. Escándalo Americano es una película sin errores, con un maquillaje que, aunque no está nominado, sería un digno ganador del Óscar, y una trama hilarante que hace que sus más de dos horas pasen en un parpadeo. Una vez más, el director se supera, dejando en claro quién llevará las riendas de Hollywood, de aquí en adelante.

 Por ello, ni Gravedad ni nadie más tienen nada qué hacer contra esta historia y, aunque espero que Cuarón se lleve la estatuilla por Mejor Director, no hay una mejor opción que ésta, entre las nominadas a Mejor Película pues, en pocas palabras, Escándalo americano es la mejor del año, y se perfila para arrasar con lo que se ponga enfrente.

Deja un comentario

Top