Estás aquí
Inicio > Música > Mark David Chapman y los asesinatos de la música

Mark David Chapman y los asesinatos de la música

Niegan libertad condicional al asesino de John Lennon

 

Leonardo González/GM5

@leoreydelflow

 

El pasado viernes el mundo despertó con la noticia de que Mark David Chapman, quien asesinara a John Lennon el 8 de diciembre de 1980 frente al edificio Dakota, en Nueva York, había pedido nuevamente su derecho a libertad condicional. Sin embargo, la ley se impuso y Chapman no logró su cometido. Al menos no todavía.

 

Este hombre de 59 años que disparara al primero de The Beatles en dejar este mundo, ha pedido en 8 ocasiones ya su libertad condicional desde el año 2000, después de cumplir los 20 años en prisión. Con la negación de su libertad, el mundo parece estar satisfecho, ya que este hombre es de los criminales más odiados en todo el orbe.

 

Los motivos que llevaran a Chapman a cometer este crimen nunca han sido aclarados. Rumores que van desde su afición por “El Guardián en el Centeno” hasta al cambio musical que Lennon dio con su “Double Fantasy (1980)”, lo mantienen como un asesino frío y, por supuesto, despreciado por cualquier amante de la música.

 

Con motivo de este suceso, nos permitimos recordar que este no es el único asesinato que ha dejado helada a la industria musical. He aquí un breve recuento de sucesos que no tenían razón de ser, pero cambiaron la historia:

 

John Lennon (1940-1980)

 

Sin duda, este hombre revolucionó la música junto con su agrupación, The Beatles. A pesar de la desintegración de esta banda de culto, la carrera solista del inglés fue por demás prolífica. Interpretando himnos como “Imagine”, “Watching The Wheels” o “Starting Over”, la polémica lo envolvió tras su matrimonio con Joko Onno, quien en gran medida provocó un cambio en el rumbo de su obra artística.

 

Fue en 1980 que Mark David Chapman le disparara a Lennon cinco veces, alcanzándolo cuatro en la espalda. La severidad de las heridas provocó que el ex Beatle muriera minutos después. Chapman insistió en que tuvo qué hacerlo, ya que John “…sabía a dónde se dirigen los patos cuando el agua se congela…”, citando a Holden Caufield, protagonista del “Guardián en el centeno”, a quien Chapman adoptara como una especie de alter-ego. Con ello, Chapman pasó a la historia por haber realizado uno de los asesinatos más sonados de todos los tiempos.

 

lennon4

Euronymous (1968-1993)

Probablemente este nombre resulte desconocido para quien no guste del metal. Sin embargo, este intérprete está posicionado entre los 100 mejores guitarristas de este género en la historia. Este artista, quien fuera famoso gracias a su agrupación Mayhem y a sus creencias políticas en pro del comunismo y del terrorismo, fue asesinado por Varg Vikernes, otro músico de la escena noruega. Este admitió el asesinato pero se justificó alegando defensa propia. Oystein Aarseth, mejor conocido como Euronymous— fue acuchillado 23 veces, y su agresor cumplió con 21 años de cárcel por el asesinato, además de enfrentar cargos por quema de iglesias. Salió en libertad en 2013 y actualmente sigue grabando y presentándose con su banda, Burzum.

 

Dimedag Barrel (1966-2004)

 

Este miembro fundador de la banda de trash metal, Pantera, fue asesinado en el 24º aniversario de la muerte de John Lennon, el 8 de diciembre de 2004, mientras tocaba en un bar en Columbus, Ohio.

 

Nathan Gale entró al club y realizó 15 disparos, entre los cuales alcanzó al artista, además de a cinco personas— tres de ellos murieron y dos resultaron con heridas graves. La policía lo abatió de un disparo en la nuca, y se comprobó días después que sufría una severa esquizofrenia. Con ello, no solo Barrel, sino todo Pantera vieron el último clavo en su ataúd.

 

Sam Cooke (1931-1964)

 

El ídolo de Marvin Gaye, Sam Cooke, murió acribillado a balazos por Bertha Franklin, dueña del motel La Hacienda, en Los Ángeles, donde el cantante se hospedaba. Según su declaración, al ver a Cooke correr semidesnudo tras una chica pensó que este trataba de abusar de ella. Sin embargo, tiempo después se supo que la acompañante del artista le había robado unos $5,000 dólares y, para huir sin complicaciones, se había llevado también la ropa de Cooke, quien al perseguirla recibió la muerte. Una muerte absurda y casi risible, sin duda.

 

 

Marvin Gaye (1939-1984)

 

Marvin Gaye, uno de los mayores representantes del sonido Motown, luchó toda su vida contra su adicción a las drogas, alcohol y las mujeres. Sin embargo, esto no fue lo que terminó por acabar con su vida.

 

Después de tener múltiples problemas de impuestos además de los que aquejaban su vida personal —como su fracaso matrimonial—, Marvin regresó a casa de sus padres. Fue en su cumpleaños 45 que, en medio de una discusión con su padre Marvin lo golpeó en repetidas ocasiones, y su padre le disparó con un arma que su mismo hijo le había regalado meses antes, en defensa propia. Con ello, terminó la miserable existencia de este genio musical, y dio paso a una leyenda de la música contemporánea.

 

Así pues, aunque existen muchas historias más, estas son algunas de las que más han impactado al mundo de la música. Con ello, recordamos que el fanatismo y el exceso, en muchas ocasiones, pueden llevarnos a finales inesperados, mostrando que los artistas no son más o menos frágiles que cualquier ser humano, y que aunque las leyendas se forjan a partir de las tragedias, el daño colateral siempre es devastador.

 

Deja un comentario

Top