El mariscal de 31 años cumple el centenario de juegos en la NFL

arod1

Leonardo González/GM5
@leoreydelflow

Aaron Charles Rodgers, conocido número 12 de los Empacadores de Green Bay, pasó la marca de los 100 juegos profesionales el pasado domingo, con una remontada histórica en Miami, dejando a su equipo con marca ganadora de 4-2.

En sus nueve años de carrera, el carismático mariscal ha vivido de todo. Debutando en los Packers detrás del Coronel Brett Favre, Rodgers tuvo que esperar tres años para poder ser titular. A pesar que estaba bajo la sombra del jugador con más pases de anotación (y de intercepciones) en la historia, Aaron supo imponerse a la presión y, lo más importante, hacer que la ausencia de Favre no se sintiera en un equipo por demás celoso de sus jugadores.

En el poco tiempo que tiene como titular, este jugador conocido por su notable desempeño dentro de la bolsa de protección, ha conseguido ya más de 200 pases de TD, además de estar tocando la puerta de las 30,000 yardas.

El domingo pasado, Rodgers cumplió los 100 juegos en la NFL (92 como titular), manteniendo una marca de 61-31 (.663) desde que comenzó su carrera. Además, ha sido seleccionado para el Pro-Bowl tres veces y nombrado MVP en 2011, cuando consiguió su único Superbowl, inaugurando el estadio de los Vaqueros de Dallas.

Aaron Rodgers está entre los únicos cinco jugadores que han conseguido rebasar las 25,000 yardas antes de 100 juegos. Su pase de TD 200 lo consiguió en su partido 99, siendo el segundo jugador más rápido de la historia en alcanzarlo, solo detrás de Dan Marino.

Este QB de Chico, California, es quien menos intercepciones tiene en contraposición con sus 200 TD (53 intercepciones solamente). Detrás de A-Rod sigue Tom Brady, con 88 intercepciones.

Como si fuera poco, el domingo Rodgers coronó su juego número 100, viniendo de atrás y venciendo a unos aguerridos Delfines de Miami, a solo tres segundos del final, lo que habla de su temple y calidad. No olvidemos que mucho se habló en un principio de que el 12 de Green Bay se quebraría por la presión de suceder a Brett Favre. Sin embargo, esto no sucedió, y los números hablan por sí solos.

Felicidades, Aaron, que ya eres un histórico del juego.