Estás aquí
Inicio > Arte y Cultura > “Imperio” Los últimos días del emperador Maximiliano

“Imperio” Los últimos días del emperador Maximiliano

Sí el sólo estar en el Castillo de Chapultepec ya es un privilegio, tener la oportunidad de que entre sus almenas y torres del alcázar su propia historia cobre vida, es algo que aquel que vive y disfruta la historia de México no se puede perder.
Carlos Alberto Becerril / GM5
Ante nuestros ojos, de repente y de la nada, surge el emperador Maximiliano de Habsburgo, un joven de 37 años, un príncipe derrotado y que desde su prisión en la ciudad de Querétaro, hace un recuento de su vida y de los personajes que lo acompañaron, desde su partida del castillo de Miramar, hasta el sucio calabozo en donde pasó sus últimos días.
Mediante un intenso soliloquio, párrafo a párrafo, Maximiliano va discurriendo con los diferentes personajes que finalmente lo llevaron a la aventura del II Imperio Mexicano. Cuestionamientos y reclamos a la nobleza europea, a Napoleón III, a quienes le ofrecieron la Corona mexicana, a Juárez y su alianza con los Estados Unidos, a la “India Bonita” su amante, el hombre fuerte Santana,  y finalmente a él mismo, de no haber sabido interpretar debidamente los diferentes mensajes recibidos a lo largo de su vida.
El escritor Héctor Zagal, con una adaptación y dirección de Rodrigo González, logran recrear en la persona de Ernesto Godoy, a  un esplendido Maximiliano, quien con su actuación, logra dar los matices necesarios para emocionar a una audiencia, que sorprendida y en un silencio cómplice se da cuenta que los tiempos de la política, la traición y el engaño, no han cambiado en México, aunque hayan pasado más de siglo y medio desde la ejecución de Maximiliano.
La producción musical impecable, con una composición original del maestro Alfonso J. Burgos
Un alemán avecindado en México por muchos años, alguna vez comentó, que cuando se llega a México se llora dos veces, cuando se llega y al momento de despedirse, y esto fue lo que hizo Maximiliano de Habsburgo, llorar amargamente a su arribo al Castillo de San Juan de Ulua y despedirse de su nueva patria en el Cerro de las Campanas.
Honor a Maximiliano, un mexicano que quiso ser mexicano por elección y que lucho por los mejores ideales.
Acceso:
Después del cierre del bosque, el acceso es únicamente por Puerta Pasillo Metro. En caso de llevar auto, por Puerta Leones. Estacionamiento gratuito, junto al Museo del caracol.

Horario de ImperioSábado 20:00 horas.
Duración aproximada: 1 hora 20 minutos.
Clasificación: Todo público.
Boletos: Entrada general $350. Todos los asistentes pagan boleto.

RevistaGM5
Pagina libre al pensamiento
http://www.gm5.com.mx

Deja un comentario

Top