Estás aquí
Inicio > Arte y Cultura > «La boda de los pequeños burgueses» Teatro

«La boda de los pequeños burgueses» Teatro

El ritual ancestral del matrimonio se ha convertido en una mercancía más: Luis de Tavira.  Es un montaje crítico sobre la manera de entender a la sociedad. Ofrecerá funciones del 23 de agosto al 30 de septiembre, jueves a domingo, en el Teatro El Galeón del CCB

 

Lety Düker / GM5

lduke@gm5.com.mx

“Todo se ha transformado en objeto de consumo. El ritual ancestral del matrimonio se ha convertido en una mercancía más”, mencionó Luis de Tavira al hablar sobre La boda de los pequeños burgueses, obra que dirige con Antonio Zúñiga.

El montaje se presentará en el Teatro El Galeón del Centro Cultural del Bosque del 23 de agosto al 30 de septiembre, los jueves y viernes a las 20:00, sábados a las 19:00 y domingos a las 18:00.

De Tavira explicó que el matrimonio es algo revestido de ilusiones y esperanzas en lo que se funda la familia, sin embargo, Marx y Engels lo visualizaban como parte de una estructura económica, social, moral y cultural donde las bodas se vuelven una mercancía más. La obra utiliza esta ceremonia como medio para realizar una crítica a la ética, la realidad y las contradicciones de la sociedad.

La boda de los pequeños burgueses está basada en el texto original de Bertolt Brecht con adaptación de Antonio Zúñiga, quien dirige de forma conjunta con Luis de Tavira.

“Brecht es un gran poeta, transformador del teatro, que nos sorprende siempre por su terrible vigencia. Pareciera que al paso del tiempo va teniendo mayor contundencia lo que nos advertía”, dijo De Tavira.

Y agregó que Zúñiga hizo con Bretch lo que éste hizo con Shakespeare o Molière: apropiárselo para mostrar lo que sucede en la realidad y las causas para testimoniar la posibilidad del cambio.

En la obra original, Brecht plantea una denuncia contra la hipocresía social de los transfuga de clase, el pequeño burgués, del proletariado que ha accedido a la clase media con las imposiciones que esto supone y la parte de la estructura en la que están inmersos.

Zúñiga mexicaniza el asunto y muestra la celebración traslapada con la religión, con el mercado, con la premodernidad vigente que nunca alcanzó a convertirse en modernidad.

“La boda de los pequeños burgueses retrata un momento especial en la vida de un grupo social específico, en el que supuestamente todo va a cambiar y ellos están preparándose para eso, están listos para la transformación, para la redefinición de sus vínculos sociales. Hay una fiesta, es el día del cambio, el día en que ellos tienen como incentivo la perspectiva de una vida mejor”, señaló Antonio Zúñiga sobre la obra.

“Por eso se han reunido, se juntan y están muy contentos, aunque después viene la realidad. En México vivimos una vida de ciclos, siempre regresamos a donde empezamos, aunque estamos hambrientos de una transformación y un cambio, hasta ahora no nos ha sido posible plasmarlo en los hechos”.

En la obra original los dos pequeños burgueses construyen sus propios muebles, los cuales se empiezan a resquebrajar conforme avanza la celebración, “ese momento simbólico es la idea en que me baso para hacer los personajes desiguales que se unen”, refirió Zúñiga.

Indicó que en la boda se presentarán los distintos momentos que se realizan en ese tipo de ceremonia: desde la llegada de los invitados, el desfile por la alfombra roja, la revisión de invitaciones, vestimenta, el ritual eclesiástico, la fiesta con sus distintos episodios, el brindis y hasta los discursos. Además de la confrontación de dos familias que se enlazan, los roles que juega cada quién, los amigos y los gorrones. Estos son los elementos que entran en juego mientras que el alcohol empieza a hacer aflorar lo que se esconde.

Y llega el desenmascaramiento de todas esas imposturas hasta desatar la violencia, que es donde surge la autenticidad. Ese es el gran descubrimiento del teatro, afirmó Zúñiga, llegar a la situación límite para hacer surgir irremediablemente la autenticidad de las cosas.

La boda de los pequeños burgueses contará con las actuaciones de Isabel Benet, Mercedes Hernández, Abraham Jurado, Christian Cortés, Carlos Felipe López, Julián Perdomo, Gisela García Trigos, Antonio Zúñiga, Enrique Flores, José Antonio Becerril y Ollin Muñoz.

Deja un comentario

Top