Estás aquí
Inicio > Destacados > Así se vio en Europa la investidura de AMLO

Así se vio en Europa la investidura de AMLO

La pasada ceremonia de investidura de Andrés Manuel López Obrador, como presidente de México, no pasó desapercibida ante la atenta mirada de una Europa que mantiene fuertes lazos económicos y de inversión con el país azteca.

Claudia Luna Palencia
Economista especializada en periodismo económico y análisis geoeconómico

Una simbiosis económica que, de 1999 a 2017, significó un acumulado de 152 mil 927.7 millones de dólares de inversión extranjera directa proveniente de la Unión Europea (UE) y que convierte al bloque en el segundo inversionista más importante en México.
También está vigente, recién refrendado, el Tratado de Libre Comercio entre México y la UE (TLCUEM) tras diez rondas de negociaciones finalmente el pasado mes de abril logró su reactualización.

La Comisión Europea dijo al respecto que: “El nuevo tratado será el primero firmado por Bruselas en el que se incluya un procedimiento anticorrupción específico en los sectores público y privado”.

Incluye una cláusula de democracia y otra de derechos humanos así como una “simplificación de los procedimientos aduaneros en sectores como el farmacéutico, de maquinaria y de equipos de transporte”.

La UE es el tercer socio comercial de la economía mexicana, en conjunto su intercambio pasó de 21 mil 127.3 millones de dólares en el año 2000 a 72 mil 218.2 millones de dólares en 2017, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía.

Una vez consumado el divorcio entre Reino Unido y la UE, el próximo 29 de marzo de 2019, y si todo continúa como parece apuntando hacia la ruptura definitiva, el TLCUEM será un acuerdo con 27 países miembros.

Eso significa que el gobierno de López Obrador tendrá la tarea de buscar una negociación comercial con la primera ministra Theresa May para obtener los mismos privilegios comerciales existentes en el TLCUEM o bien quedar bajo las normas marcadas por la Organización Mundial del Comercio (OMC).

De este lado del Atlántico, Brasil y México, son las dos economías de mayor atractivo regional, por ende, se siguen con atención todos los acontecimientos del cambio de coordenadas políticas en ambos países: el ultraderechista Jair Bolsonaro, tomará posesión de su cargo el próximo 1 de enero de 2019 mientras que Andrés Manuel López Obrador líder de Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) ya hizo lo propio el pasado 1 de diciembre.

¿Qué se dijo en Europa de la llegada al poder del político tabasqueño de 65 años de edad? En Italia, ill Corriere della Sera se preguntó cómo será el entendimiento de un presidente mexicano populista de izquierda con su homólogo estadunidense Donald Trump.

Cuestionó que clase de relación estratégica podría surgir entre México y EU con base al nuevo diálogo con tantos temas pendientes en una agenda bilateral entre dos países vecinos y dos socios comerciales.

En España, el periódico El País destacó que “inicia una nueva era en México en la que el combate a la violencia, la corrupción y la desigualdad serán asuntos clave”.

El diario La Razón cabeceó que “el izquierdista López Obrador asume la Presidencia de México”, en el texto del artículo el periódico español destacó la emotividad cargada de mensajes y simbolismos de la ceremonia de investidura y señaló las promesas de campaña del ahora presidente: “Prometió acabar con la corrupción”.

Por su parte, La Vanguardia abordó que “López Obrador inició su mandato en México con ánimo tranquilizador”, consultado por muchos españoles el cotidiano afirmó que ha suavizado su postura contra Trump; y de cómo será el ejercicio del poder, agregó, que “se espera ponga en marcha un amplio plan de consultas populares” sin descartar llegar a los referendos.

En Francia, Le Fígaro tituló “Andrés Manuel López Obrador y la Cuarta Transformación”, y dedicó su espacio a explicarle a los lectores galos porqué razón sería la cuarta (la Independencia en 1810, las leyes de Reforma laicas en 1857 y la Revolución Mexicana en 1910); asimismo señaló que los primeros desafíos del nuevo mandatario serán qué hacer con la caravana de migrantes.

Le Monde, otro con raigambre, fue mucho más acucioso al dimensionar que “en México, AMLO encara un problema de seguridad”, al tiempo que destacó como candidato él “prometió romper con el pasado” aunque “sus proyectos nacionales desatan la desconfianza”.

En los británicos The Guardian y The Telegraph tampoco pasó desapercibida la toma de posesión del político de MORENA y que tras doce años de insistencia logró finalmente conquistar la Presidencia; ambos mencionaron la nueva amistad entre el mandatario López Obrador y Jeremy Corbyn, secretario general del Partido Laborista.

The Guardian hizo alusión a que “el presidente AMLO toma el poder con la esperanza de transformar a México”, y acto seguido cuestionó, si él podrá hacerlo.

The Telegraph hizo alusión al nuevo acuerdo migratorio firmado con Honduras, Guatemala y El Salvador como uno de los primeros actos del presidente López Obrador.

Mientras en Alemania, la emisora alemana, Deustche Welle dedicó un amplio espacio a explicar a los germanos quién es el nuevo dignatario azteca al que desdibujó como “un veterano líder político que después de 12 años logró la Presidencia” alguien que “tiene un fuerte liderazgo personal y un programa económico nacionalista y antineoliberal con un discurso de renovación moral”.

Los nuevos amigos europeos

En septiembre de 2017, Andrés Manuel López Obrador, entonces cabeza visible de MORENA, viajó a Europa para visitar Reino Unido y España, de ambos viajes surgieron amistades que se han ido estrechando desde entonces con Jeremy Corbyn, líder laborista y con Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria.

A Londres llegó primero para sostener varios encuentros con Corbyn, que como parlamentario tuvo la deferencia de enseñarle por dentro Westminster; su segunda parada en España fue para visitar Ampuero, tierra origen de su abuelo materno don José Obrador Revuelta, que emigró a México a principios del siglo XX.

La invitación para conocer tierras cántabras corrió a cargo de Revilla que además le organizó una conferencia magistral en la Universidad de Cantabria, en Santander.

En dicho evento, buena parte de la ponencia de López Obrador sirvió para explicarle a los españoles la situación social y económica de México y el cáncer de la corrupción.

«Los corruptos roban alrededor de 30 mil millones de dólares al año. En México, y probablemente en el mundo, no hay ninguna banda que robe tanto; nosotros estamos planteando que podamos gobernar sin déficit porque además de que vamos a ahorrar por no permitir la corrupción, también vamos a hacer un gobierno austero”, afirmó ante la audiencia.

La sintonía (hubo un clinch) entre Revilla y López Obrador sucedió desde el primer minuto de conocerse, Revilla llevaba largos meses buscando un acercamiento con el político mexicano, de hecho, le envió un libro y no fue sino hasta que un amigo medió a través de Yeidckol Polevnsky, que el tabasqueño entabló contacto con el político español.

Había leído de los orígenes cántabros de López Obrador, así es que la ocasión no pudo ser más propicia para que Revilla sirviera de anfitrión; con Corbyn también el acercamiento ha sido importante, el político inglés habla fluidamente castellano y está casado con Laura Sánchez, una abogada mexicana dedicada a temas humanitarios y causas sociales.

¿Quiénes son Corbyn y Revilla? La amistad ha crecido tanto que después del encuentro en el otoño de 2017, Corbyn viajó al año siguiente a México para vacacionar por Tabasco; para la ceremonia de investidura del 1 de diciembre, unos días antes, tanto el líder laborista como el presidente de Cantabria, pasaron tiempo juntos como huéspedes de honor en “La Chingada” el rancho de Palenque de López Obrador y su esposa Beatriz.
Jeremy Corbyn (69 años) es un rebelde por naturaleza un personaje atípico dentro del espectro de la política inglesa, se autodefine como pacifista, republicano y apoya muchas causas internacionales contra la violación de los derechos humanos; es partidario del Estado Palestino, en su época juvenil condenó abiertamente el Apartheid.

Casi siempre se desplaza en bicicleta y asiste frecuentemente a invitaciones de organizaciones no gubernamentales para apoyar donaciones a favor de personas en pobreza.

No esconde su ambición por desbancar a la primera ministra Theresa May, cada día más desgastada tras la larga negociación del acuerdo del Brexit muchos de sus propios correligionarios tories le están dando la espalda en la votación del 11 de diciembre, en la que la premier deberá obtener mayoría simple para aprobar dicho acuerdo.

Corbyn, fiel a sus ideales, ha dicho que no pasará y sabedor de la debilidad política de May está esperando, como el lobo, su oportunidad para acceder al poder vía la convocatoria de unas elecciones generales anticipadas.

No es partidario del Brexit pero tampoco es un férreo defensor de permanecer “supeditados” a la UE, es patriótico y muchas de sus decisiones en su larga trayectoria política –iniciada como joven sindicalista- descansan en el apoyo de las masas obreras.

Recientemente condenó los elevados costos del transporte del tren inglés, denunciando que un trayecto entre Londres y Manchester costase más de 330 libras; entonces escribió iracundo en su cuenta de Twitter que “habría que nacionalizar las compañías de trenes”.

Para él su estratagema defendida frecuentemente en los medios de comunicación pasa por: renacionalizar, dar educación gratuita para todos y aumentar los impuestos para los que más tienen.

El día de las elecciones en México no dudó en tuitear que: “Espero que las próximas elecciones en México sean pacíficas y se respete el proceso electoral. Lamento mucho la pérdida de vidas en el transcurso de las elecciones. En memoria de los candidatos fallecidos, espero que la democracia, la justicia y los derechos humanos prevalezcan”.

Ya en México, veinticuatro horas antes de la ceremonia de investidura también tuiteó en inglés que: “Hoy me siento orgulloso de asistir al evento histórico de México con el nuevo presidente @lopezobrador_ elegido para traer justicia y derechos humanos a millones. Él nos ha mostrado cómo una agenda progresiva de transformaciones puede ser ganadora”.

Por su parte, el español Revilla (23 de enero cumplirá 76 años) es sin duda un político singular dentro de la amplia fauna de la política ibérica, de corte campechano acostumbra decir lo que piensa: le gusta pisar el campo, tocar las vacas, visitar las industrias y acostumbra el roce con la gente; él mismo se ve un tanto cuanto reflejado en la forma de ser del expresidente de Uruguay, José Mujica y se siente totalmente seducido por la personalidad de López Obrador.

Revilla ostenta igualmente una larga trayectoria política, fundó el Partido Regionalista de Cantabria, y en 2019 buscará su cuarta reelección al frente de Cantabria, ningún otro político en los cuarenta años de democracia en España ha gobernado tanto tiempo como él.

Y a pesar del desgaste de gobernar, sigue gozando de una amplia popularidad en su tierra y en medio de la corrupción rampante en los grandes partidos políticos columna vertebral de la democracia española, hasta estos momentos, Revilla se mantiene indemne.

El día de las elecciones también Revilla acudió a su cuenta de Twitter: “Mi apoyo a López Obrador, el día 1 de julio para presidente de México”. Y subió un par de fotos con él en la Bahía de Santander y otra frente a la estatua del Rey Pelayo en Cosgaya.

Llegó a Palenque para hospedarse con López Obrador y su esposa, su efusivo abrazo en el aeropuerto y la sintonía que mostraron en sus respectivas redes sociales ha sido bastante comentada aquí en el país ibérico.

Revilla coincide en carácter y personalidad con el presidente López Obrador: es madrugador, hiperactivo e incansable aprovechó al máximo todo lo que pudo su estancia en tierras mexicanas; el día 3 de diciembre se llevó a cabo una comida en la capital del país a la que asistieron empresarios de origen cántabro como Eduardo Tricio, de Grupo Lala; Alejandro Fernández, de Aldesa; Francisco Mieres, de Andrade; Jaime Alverde, de Office Depot; Alejandro Gónzalez de La Comer, y José Antonio Tricio de Aeroméxico entre otros.

A la comida asistieron Joseph Borrell, ministro de Asuntos Exteriores de España, Yeidckol Polevnsky, líder de MORENA, Alfonso Romo, titular de Economía y el presidente cántabro.

El canciller español le pidió a Revilla que ante su cercanía con el nuevo presidente de México buscase más nexos de unidad “que nos sirvas de puente entre México y España”; a los empresarios convocados, Borrell les trasladó su opinión de optimismo y tranquilidad ante el nuevo Gobierno.

A su vuelta a España, Revilla aseveró aquí que aprovechó su viaje a México “para vender Cantabria y España” además reveló que con el presidente López Obrador están preparando un proyecto conjunto para 2021 para conmemorar el 500 aniversario de la llegada de Hernán Cortés. “Queremos construir una nueva hispanidad”.

RevistaGM5
Pagina libre al pensamiento
http://www.gm5.com.mx

Deja un comentario

Top