Estás aquí
Inicio > Entretenimiento > CONFESIONES DE MUJERES DE 30, Teatro Fernando Soler

CONFESIONES DE MUJERES DE 30, Teatro Fernando Soler

Renovarse o morir bien podría ser la frase que mejor describe el actual montaje de Confesiones de mujeres de 30, que completamente nuevo vuelve a la cartelera mexicana, en la que tiene una larga historia de triunfo absoluto.

 

Lety Düker / Revista GM5

lduke@gm5.com.mx

Qué mejores pruebas de su exitosísima trayectoria en nuestro país que las 4 mil representaciones que, en dos etapas, ha acumulado este montaje; y, sobre todo, el buen sabor de boca que dejó en los espectadores que una y otra y otra vez han pedido que se reponga. A ese público hoy le decimos: ¡concedido! Y como todos los buenos deseos concedidos, éste llega acompañado de puras estupendas noticias; que bien vale la pena detallar:

La primera es que con Confesiones de mujeres de 30 arrancan las actividades conjuntas de Morris Gilbert y OCESA para este 2019, que iniciaron precisamente con esta obra en el ya lejano 1997, y que ha significado una de las uniones más felices, sólidas y fructíferas para el teatro en nuestro país.

A esto hay que agregar que como en aquel año, nuevamente está en México la talentosa y siempre inquieta Lía Jelín, quien una vez más se encarga de la dirección de este montaje, totalmente renovado. Amén de su destacada trayectoria en su natal Argentina, Lía tiene una exitosísima relación con México, con montajes como Toc Toc, La Caja, DesMadres, y Nosotras que nos queremos tanto, entre otras.

Y por si fuera poco, Confesiones de mujeres de 30 vuelve a ser trampolín para el talento joven, vital, fresco, que merece el apoyo que estas empresas siempre han brindado. El reparto de Confesiones de mujeres de 30, lo integran: María Gonllegos, Paola Arrioja y Patricia Gallo, quienes tienen el talento, la preparación, la belleza y las ganas de las 31 actrices antecesoras de esta obra, para continuar la estela de éxito de este montaje; y junto a ellas estará como actriz invitada Ana Cecilia Anzaldúa, sin duda una de las figuras más sólidas del teatro musical en nuestro país, protagonista de montajes como La Bella y La bestia, Wicked, La línea del coro, Violinista en el tejado, Los productores, y por supuesto, Mentiras.

Y para la noche de estreno, una sorpresa más: cuatro guapísimos padrinos, dignos “chambelanes” en el debut de estas mujeres de 30. Ellos son: Adrián Di Monte, Pedro Prieto, Agustín Argüello y Rodrigo Cachero.

Escrita por Domingos de Oliveira, Confesiones de Mujeres de 30 es un divertidísimo montaje basado en anécdotas verídicas en el que salen a la luz decenas de situaciones que viven las mujeres al llegar a la tercera década de su vida, en la que –como lo dicen los personajes–, pareciera que su “mundo se desmorona”, aunque corrijan más adelante: “Cumplir 30 años es un enorme privilegio de la vida”.

En Confesiones de Mujeres de 30, tres mujeres, que pueden ser cualquier mujer de la época actual, se enfrentan a una grave y casi traumática situación: ya son mayores de 30 años. Absurdo, dirán unos; exagerado, opinarán otros. Pero lo cierto es que solamente quien atraviesa por un momento así sabe lo que estas guapísimas y modernas féminas tienen que enfrentar.

Sin embargo, como en esta vida ‘todo es según el color del cristal con que se mira’, estas mujeres ven, viven y cuentan con mucho humor las peripecias que tienen que pasar para hacer frente y salir lo mejor libradas posibles en eso de ser “treintonas”.

El tema es inquietante y lleva a la audiencia a compartir los problemas comunes de las mujeres en un mundo donde ellas, entre los 30 y 40 años de edad, sienten la presión social de que todo es ‘ahora o nunca’.

Los hombres no deben sentirse muy lejanos a la temática de esta obra de teatro, puesto que son realmente los antagonistas de la misma; al fin y al cabo las mujeres admiten que ellos son parte capital de su vida, puesto que les causan felicidad, amargura, amor, risa, incertidumbre, locura, tristeza, excitación, y rabia, sólo por hablar de lo más común.

Confesiones de mujeres de 30, que no es un ataque contra nadie pero sí un golpe al aburrimiento y a la falta de humor, se presenta en el teatro Fernando Soler, del Centro Teatral Manolo Fábregas, y ofrecerá funciones los viernes a las 19 y 21 horas, sábados a las 17 y 19 horas y domingos a las 16:30 y 18:30 horas.

Deja un comentario

Top