Estás aquí
Inicio > Estilo > Marketing para freelancers… El principio de tu identidad personal

Marketing para freelancers… El principio de tu identidad personal

Un freelancer debe poner atención en su personal marketing para ser ubicado como un profesional en su área de conocimiento. El servicio que le otorgues a tus clientes y tu nivel de profesionalidad debe ir incrementando con el tamaño de los proyectos, por lo que debes tener redes laborales más profesionales y de apoyo mutuo.

 

Emilio Ibargüengoitia / Revista GM5

eibarguengoitia@gm5.com.mx

El personal marketing refiere a los aspectos que construyen la identidad profesional con los clientes potenciales, entre los principales beneficios que brinda contar con una marca personal positiva está la llegada de más oportunidades de trabajo, por ello, la reputación que se genere debe proyectar confianza y credibilidad, además necesita reflejar con claridad las habilidades y conocimientos dominados.

La contratación de freelancers se realiza en su mayoría a través de internet, además actualmente es una tendencia para las grandes empresas, por lo que hay que saber cómo transmitir la información necesaria sobre todas las habilidades y conocimientos que se tienen de forma clara y llamativa y así comenzar a trabajar en nuevos proyectos o en las grandes ligas. Para ello, Workana, la plataforma líder en Latinoamérica presenta 5 recomendaciones para aplicar el personal marketing como profesional independiente.

1. Invierte en un sitio web. Una página web actualizada, bien diseñada y en la que sea fácil navegar te pondrá en el radar de muchos empleadores. Es necesario que expongas en el sitio las habilidades que dominas, y evaluar si necesitas complementarla con un portafolio de material audiovisual, un blog u otras opciones. La asesoría de un colega freelancer puede ser de gran ayuda.

No contar con una página web representa en la actualidad una desventaja competitiva, así como puede resultar contraproducente no conocer sobre el tema de los dominios en internet. En este caso, puedes darte a la tarea de conocer los principios de SEO y aprender a usar todas las herramientas que te ofrecen las plataformas, para que les saques el máximo provecho.

2. Arma un portafolio mucho más profesional. Estar en una etapa de estabilidad debe impulsarte a ir por proyectos cada vez más complejos. Después de trabajar gran parte de tu tiempo como freelancer, podrás darte cuenta que ya dominas términos y conocimientos clave de algunas ramas profesionales en las que te has especializado.

Por ejemplo, hay freelancers que comienzan como redactores especializados en temas de marketing, después toman el reto de diseñar funnels, luego diseñaron estrategias integrales de marketing para Pymes y ahora lo hacen para grandes empresas. Revisa tus proyectos pasados y toma en cuenta esas tareas cada vez más especializadas que has desarrollado, para incluirlas en tu oferta de servicios y portafolio.

3. Sé un “Sensei” y arma un buen equipo de trabajo. La demanda de proyectos en esta etapa puede ser elevada, por tanto, es común que el horario de trabajo comience a extenderse más allá de lo usual. Una sugerencia aquí es recurrir a otros freelancers que puedan asesorarte o apoyarte, al mismo tiempo generas oportunidades de trabajo más sencillas, de esa forma te vuelves visible para colegas de igual o menor nivel de preparación que tú.

Si bien integrar y preparar aliados que compartan tus valores de trabajo te demandará tiempo, también te permite conocer nuevos puntos de vista, delegar tareas y recibir nuevas oportunidades laborales, mientras creas una red de trabajadores en los que con el tiempo podrás confiar o te buscarán para que también los apoyes en sus proyectos.

4. Fomenta la recomendación entre los clientes. Cualquier actividad o habilidad nueva desarrollada debe compartirse en las redes laborales en las que te encuentres registrado. Esto te permitirá mantenerte actualizado con tus clientes potenciales y los de confianza, quienes pueden mostrarse más interesados en contratarte para involucrarte en nuevos proyectos, más grandes y con mejores remuneraciones.

No temas pedirle a tu cliente que corra la voz sobre tus servicios entre sus conocidos en momentos específicos, por ejemplo, tras una felicitación por tu trabajo, pues si está contento con los resultados, no tendrá problema en recomendarte con otros clientes. Generar redes entre clientes y freelancers es una muestra de apoyo que a la larga se traduce en gratitud.

5. No descuides a tus mejores clientes. Los mejores clientes son aquellos que buscan tus servicios con continuidad, por eso no sólo basta con entregarles un trabajo de calidad. Después de un tiempo de colaborar con ellos es bueno acercarte y actualizarlos sobre tus servicios, proponerles una prueba sobre cierta tecnología o estrategia, o bien, conversar sobre una tendencia dentro de su área de especialidad.

Las relaciones a largo plazo sólo se logran si te mantienes de forma constante dentro de su radar. De esa forma te aseguras que tus datos de contacto estén presentes y actualizados, y ellos pueden confiar en que pueden consultarte en cualquier momento que lo necesiten.

“Encontrarse en un momento de estabilidad no es sinónimo de llegar y quedarse en una zona de confort, al contrario, es el momento ideal para comenzar a impulsar tu crecimiento entre colegas y clientes. Tu marca se construye a través de tu esfuerzo y los logros que vayas obteniendo, por lo que se debe invertir tiempo en actividades estratégicas que eleven tu productividad, para que los proyectos no falten y tu desarrollo profesional te permita ofrecer mejores servicios y disfrutar de tu vida como freelancer.” declaró Guillermo Bracciaforte cofundador de Workana.

Deja un comentario

Top