Estás aquí
Inicio > Sociedad > «PENSIONES, EL OTRO DEFICIT.». Por: Roberto Cienfuegos Jiménez (Opinión)

«PENSIONES, EL OTRO DEFICIT.». Por: Roberto Cienfuegos Jiménez (Opinión)

 

Singladura

 

 

 

Roberto Cienfuegos J. / Colaboración para GM5

ro.cienfuegos@gmail.com

Una nueva batahola sobrevino hace unos días sobre el asunto de las pensiones de retiro, un fenómeno que está en vías de convertirse en otro dolor de cabeza para millones de ciudadanos en un país que está envejeciendo de manera natural, aunque sin mayor esfuerzo, y que se asoma a un horizonte poco halagüeño, para decir lo menos.

Hay dos puntos clave en la discusión que está por venir aun y cuando el presidente López Obrador desechó la idea de elevar la edad para el retiro en su sexenio. “No”, dijo tajante el mandatario.

Esto aun cuando el titular de Hacienda, Arturo Herrera, planteó la necesidad de ir a una reforma para elevar la edad de retiro y también el ahorro individual a fin de permitir una mejor pensión y condiciones mínimas de bienestar para los pensionados del país, en particular en 2022 cuando una primera “camada” de potenciales pensionados hará su debut en estas lides.

El tercer tema sugerido para apuntalar las pensiones en el país es hacer una revisión al esquema de comisiones que cobran hoy las Afores, un mecanismo creado en 1995 para presuntamente dar viabilidad a las pensiones mexicanas, pero que ahora parecen insuficientes ante el aumento de la expectativa de vida, las flacas arcas nacionales, los salarios misérrimos en general y una creciente economía informal.

Hay quienes creen que los mexicanos menores hoy de 60 años tienen elevadas posibilidades de llegar a los 90 o más de vida, aun cuando estos podrían ser los más económicamente costosos debido a “gajes” propios de la edad.

En realidad el tema de las pensiones, asociados a la vejez, plantea una variedad enorme de retos, incumplidos hasta ahora en el país.

Estimaciones del Inegi indican que la población mayor de 60 años hoy en el país supera los 12 millones de personas, mujeres en una ligera mayoría.

¿Qué haremos en un país envejecido? Hay que preguntar, pero sobre todo debemos actuar. Hay que destrabar y encontrar soluciones claras ante el binomio de pobreza y vejez. El gobierno y las personas hoy todavía en una edad económicamente productiva, tenemos la palabra ante este, el otro déficit del país. Esto es si acaso una voz de alerta.

 

@RobertoCienfue1

Deja un comentario

Top