Estás aquí
Inicio > Sociedad > «UNA BATALLA MÁS». Por: Juan José Rodríguez Prats. (Opinión)

«UNA BATALLA MÁS». Por: Juan José Rodríguez Prats. (Opinión)

«Quizás no haya negocio más difícil que el de ser contemporáneo»:
Javier Gamá Lanzón

 

 

 

 

 

Juan José Rodríguez Prats / Colaboración para Revista GM5

editor@gm5.com.mx

Con la venia de esta generosa casa editorial, me permito hacer un desvarío personal.

Mi vida política se divide en dos etapas. La primera, desempeñando cargos en la administración pública y como militante del PRI. Fui delegado en muchas entidades y, al final, diputado federal. No soy un ex priista avergonzado. Considero que el otrora partido de Estado avanzó en la estabilidad hacia un mejor Estado de derecho, finalidad que cumplió. Todavía no se hace un balance objetivo de ese periodo, denominado posrevolucionario, que concluyó con la alternancia en el Ejecutivo federal en el 2000.

Renuncié a esa institución en 1994 al no ser postulado al cargo de senador. Me afilié al partido con menor presencia en Tabasco por razones de afinidad ideológica. Ese mismo año fui el primer candidato del PAN a la gubernatura de Tabasco, derrotado por dos personajes siniestros, Andrés Manuel López Obrador y Roberto Madrazo Pintado.

En la segunda etapa de mi vida política me he dedicado al estudio de la historia y de la cultura panista. He escrito en lo individual y de manera colectiva 10 libros e infinidad de ensayos y artículos sobre el PAN que me ha distinguido haciéndome dos veces diputado federal y una vez senador. Por mi desempeño, me considero un parlamentario profesional. No hubo debate de trascendencia en el que no haya participado. Presenté pocas iniciativas, pues considero que estas deben provenir del Ejecutivo. Al Legislativo le corresponde analizarlas, discutirlas, aprobarlas y difundirlas. La función más importante del representante popular, a mi juicio, es la de ser control, contrapeso, censor del poder. De ahí la relevancia del debate parlamentario, del que desafortunadamente carecemos o es de lamentable nivel.

El Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM me publicó dos libros, uno sobre el derecho y el cambio social y otro sobre el Poder Legislativo, su historia, su funcionamiento, sus reformas.

He fracasado desde 2012 en mi intento de ser nuevamente diputado federal. Lo haré nuevamente este año, a mis casi 75 años, para contender por la alianza “Va por México”. Tanto panistas como priistas me han recibido con beneplácito, lo cual me honra y enaltece. Todo parece indicar que seré candidato por el VI Distrito de Tabasco, conformado por una parte del municipio de Centro y Teapa, Jalapa y Tacotalpa. Pugnaré también por ir en las propuestas del PAN en la III Circunscripción por el principio de representación proporcional.

Cuando participé en el movimiento estudiantil de 1968, sostenía que había que darle oportunidad a los jóvenes, exigíamos caras nuevas. Lo sostengo. Sin embargo, con la madurez y mesura que dan los años, agregaría que no hay que desplazar a los viejos. Ningún recinto más apropiado para el entreveramiento generacional que las asambleas parlamentarias.

No fue fácil decidir mi participación. En el Estado natal del presidente, percibo tres escenarios:

1) El ideal, pero casi imposible: un proceso civilizado con confrontación de ideas, con autoridades electorales eficientes, con gastos de campaña transparentes y cuyos resultados sean acatados por todos.
2) El que yo deseo: una ciudadanía consciente, que perciba el peligro que significa la concentración de poder con un presidente populista, arbitrario e irresponsable.
3) El espeluznantemente probable: una contienda ríspida, inequitativa, en la que no nos enfrentemos a un partido, sino al inmenso y avasallante aparato gubernamental.

2021 pasará a la historia como el año de los grandes desafíos. Tengo miedo de contagiarme de COVID-19 y, con mis limitadas finanzas, “se me pone la carne de gallina” cuando pienso en los costos de campaña.

Con el bagaje de los 10 libros (escritos o coordinados) sobre Tabasco, voy a mi décima campaña. En las nueve anteriores, he ganado cuatro y perdido cinco. En mi trayecto final, no me vendría mal un empate.

One thought on “«UNA BATALLA MÁS». Por: Juan José Rodríguez Prats. (Opinión)

Deja un comentario

Top